Blanqueamiento Dental

El blanqueamiento de los dientes permite eliminar la mayoría de las manchas producidas por causas como el té, café y otras infusiones, cigarrillos y vino tinto, entre otras sustancias y alimentos. Sin embargo, no todas las manchas u oscurecimientos dentales son eliminables o mejorables a través del blanqueamiento dental y pueden requerir de otro tipo de tratamientos odontológicos estéticos como el uso de carillas de porcelana o coronas.

Corona sobre implante

El implante con corona es la modalidad más sencilla de implante dental y se utiliza cuando hay que sustituir un solo diente o varias piezas. Consta de dos piezas:

* El implante biocompatible, que hace la función de raíz del diente, consiguiendo la fijación necesaria para que la nueva pieza pueda realizar las funciones del diente original.
* La corona, que es la parte visible y que aporta la estética.
Gracias al implante se detiene la pérdida ósea que se produce cuando perdemos una pieza dental. Las coronas dentales son los dientes sintéticos que se colocan sobre el implante dental. Normalmente este ‘nuevo diente’ pasa desapercibido si se comparan con los dientes naturales de la boca, tanto por la forma, color o translucidez. 

Carillas Cerámicas

Las carillas estéticas son procedimientos odontológicos que restauran la superficie visible (o frente) del diente, con el fin de corregir problemas estéticos o patológicos de los dientes ocasionados por caries dental, restauraciones previas, fracturas, cambios de color o alteraciones de la forma dental.

Son finas láminas, generalmente de porcelana, que se colocan en la parte externa de los dientes con finalidad únicamente estética.